Utilizada únicamente para el traslado de pacientes estables, es decir en condiciones de salud que no pongan en riesgo potencial su vida.